Foro América Latina Post Pandemia: crisis sanitaria y económica. Integración regional

El día 12 de junio recién pasado, el Observatorio Internacional de la Fundación Por la Democracia, convocó a un debate en relación al tema “América Latina Post Pandemia: crisis sanitaria y económica. Integración regional”, en el que participaron el ex viceministro de Relaciones Exteriores de Uruguay del gobierno  del Frente Amplio,  Ariel Bergamino, el diputado nacional argentino Marcelo Koening y la senadora chilena, del PPD, Ximena Ordenes. Foro fue moderado por el Presidente del Observatorio Internacional, Mikhail Marzuqa.

Reflexiones las inició el ex viceministro de RREE uruguayo quien se refirió al escenario regional inmediato anterior a la Pandemia, recordando que entonces varios países de la región asistían a crisis sociales que se manifestaban de diversa manera. Destacó que la institucionalidad regional pre COVID se encontraba totalmente debilitada e incapacitada de hacer frente de manera conjunta a temas de la contingencia. El vecindario -dijo Bergamino- estaba alborotado con problemas de diversa naturaleza, pero había un común denominador y éste era  “la debilidad de la democracia”. Así -expresó- la política se encontró con una realidad social que fue incapaz de interpretar y leer. En tal contexto dijo el ex viceministro, llegó la Pandemia la que nuestra región  ha enfrentado solamente coincidiendo en el complejo escenario futuro que la crisis sanitaria nos dejará. No obstante -dijo Bergamino-, puede que ese complejo escenario futro que no sea tan desgarrador ni dramático. Habrá que operar -expresó- tratando de mitigar las consecuencias sanitarias, económicas y sociales, y también abordar los temas inmediatos con miradas de mas largo plazo.

Marcelo Koening, el diputado nacional argentino, quien intervino enseguida, inició su participación refiriéndose a profundidad de los efectos de la crisis y mencionó cifras de entidades internacionales que dan cuenta de la baja de los respectivos  PIB que enfrentarán la mayor parte de los países, todos sobre el 5%. Koening expresó que la Pandemia debe abordarse también como una nueva crisis del Capitalismo y que la sobreexplotación ambiental era igualmente una causa del escenario sanitario a que se asiste. Mencionó que era incierto definir un futuro post pandemia. “Son muchos futuros” dijo, expresando que el fin de la Pandemia no implicaba el fin del Capitalismo y que la “nueva normalidad” de que se habla puede significar que se vuelva a injusticias ya conocidas y con un riesgo muy complejo de que emerjan autoritarismo que ya en algunos países de la región están dando señales preocupantes. Esta crisis sanitaria -agregó- es una oportunidad para crear un nuevo ordenamiento el que debiese tener, al menos, tres elementos principales: Cultural (que permita reconstruir la historia); Político (que permita repensar la democracia y la integración) y Económico (evitando nuevas tentaciones neo-liberales y cuidando que sea la política la que gobierne las decisiones económicas). Concluyó su intervención expresando que en estas situaciones hay que aferrarse a certezas y que entre ellas era primordial sostener la importancia del Estado por sobre el Mercado; creer en lo público y productivo por sobre lo especulativo, y en lo comunitario por sobre lo individual, en especial al momento de la defensa de los trabajadores.

La senadora Ximena Ordenes, coincidiendo con los planteamientos ya manifestados, dijo que lamentaba que la debilidad de la institucionalidad regional impidiese un debate más amplio en un espacio que favoreciese coordinar políticas y efectuar reflexiones conjuntas. Agregó que desde el mundo progresista urge construir una mirada que permita abrir espacios para que los ciudadanos confíen en el diseño de un proyecto de desarrollo sostenible que de cuenta de los desafíos y desigualdades que la crisis sanitaria ha develado o hecho mas evidente.  Señaló que era importante ser rigurosos al momento de definir políticas en tema del gasto fiscal, el que debe responder de manera eficaz a las necesidades que esta crisis ha evidenciado y que en ello la política debe tener cercanía con las urgencias que la pandemia ha desnudado. Es labor de la política -dijo- abordar las legitimas demandas y desafíos que la crisis ha evidenciado.

En reflexiones al cierre, los panelistas reiteraron puntos centrales de sus respectivas intervenciones coincidiendo en lamentable debilidad de institucionalidad regional, en rol principal de la política en la definición de los escenarios futuros de corto y mediano plazo, en la importancia de  fortalecer la democracia y en el rol vital del progresismo para responder a las demandas y aspiraciones que la crisis sanitaria ha puesto en evidencia.