Alemania en la hora 0: elecciones generales 2021

Por Jaime Ensignia

Dos episodios relevantes en el transcurso de este 2021 han capturado la atención de la opinión pública alemana principalmente, pero también en la opinión pública internacional.

La Canciller

El primero, es la despedida de la Canciller Ángela Merkel de la escena política nacional que ha representado a la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y la Unión Social Cristiana (CSU) en el gobierno de los últimos 16 años con cuatro reelecciones electorales exitosas.

Años de enorme significación para la sociedad alemana, donde sus destinos en política interna han sido dirigidos por esta Canciller muy satisfactoriamente según los más diversos analistas de la plaza. También, Merkel ha demostrado su temple en el manejo de la política exterior convirtiéndose en una de las figuras más relevantes en el escenario político internacional. En este sentido, estamos frente a una mandataria que supo estabilizar económica y socialmente la nación, sus manejos de crisis y liderazgo político tanto interna como internacionalmente fue muy exitoso. En lo internacional, nadie se olvidará de cuando junto a jefes y líderes políticos de las potencias mundiales enfrentó de igual a igual al presidente Trump en la Cumbre G7, en junio de 2018.

Las elecciones generales

El segundo ámbito que capta el interés de la ciudadanía alemana son las elecciones generales que se desarrollaran este domingo 26.

Alemania, la primera potencia económica y motor de la Unión Europea y la cuarta a nivel mundial (después de EEUU, China, y Japón), con una población de 82 millones y fracción y 61 y medio millones de habilitados para sufragar está convocada a elegir entre los partidos con más intención de votos en estas elecciones generales.

La gran decisión estará entre los partidos más tradicionales del espectro político alemán, la CDU-CSU, núcleo conservador cristiano, el Partido Social Demócrata (SPD) y el partido ecologista, Los Verdes. Los otros partidos minoritarios, como Los Liberales (FPD), la Alternativa para Alemania (AfD), partido ultranacionalista de derecha radical y el partido de la Izquierda (Die Linke) estarán con una votación que no sobrepasarán el 11% o 12%.

Interesante de señalar, lo que parecía en el primer trimestre de este año que esta elección sería una mera rutina y que reflejaría resultados anteriores, vale decir que los partidos que apoyan a la Canciller Merkel se impondría con mucha facilidad, aun no siendo Merkel la candidata, ha resultado no ser así. No se esperaban grandes novedades para la elección, sin embargo, el ambiente político pre-electoral lentamente comenzó a cambiar y de esto han dado cuenta los numerosos sondeos de opinión que semana a semana se han venido realizando.

Los cambios de ánimo de los ciudadan@s alemanes en esta elección

Entonces, sucedió que de resultados electorales predecibles se pasó a una elección impredecible debido a que los actores políticos partidarios y los principales candidatos de los partidos con opción a suceder a Merkel empezaron a ser escrutados de manera diferente a lo tradicional por la población alemana. De este modo, quienes obtenían en junio una aprobación elevada comenzaron lentamente a bajar y aquellos que se situaban muy bajo iniciaron un lento y permanente ascenso. Esto es lo que nos entregan los resultados de las siguientes encuestas de intención de voto.

Vamos por parte y observemos que nos señalan los sondeos:
1) la CDU-CSU, con su candidato Armin Laschet, ministro presidente del Estado Federado Renania del Norte-Westfalia, fue miembro del Parlamento Alemán y de la Euro cámara. A principios de año su coalición marcaba término medio el 34,5% (encuesta 1-15 de febrero), hoy se sitúa en el 20,5% (encuesta 10-13 de septiembre 2021).

2) El SPD, con su candidato Olaf Scholz, ex diputado federal, fue Ministro del Trabajo y Asuntos Sociales bajo el segundo período de la Canciller Merkel, Alcalde de Hamburgo (2011-2017) y Vice canciller de la actual Gran Coalición y ministro de Hacienda. En la encuesta del 10-13 de septiembre, el SPD se situaba en el 16,6%, hoy alcanza el 26%.

3) Los Verdes, con su candidata Annalena Baerbock, co-lider de los Verdes desde hace 10 años y actual diputada federal desde el 2013 en la encuesta mencionada de febrero, los Verdes obtenían el 18,6% de la intención de votos. En la encuesta última de septiembre, los verdes alcanzan un 15%.

Como punto de referencia de la última elección general en Alemania (septiembre-2017), los resultados de los partidos principales fueron los siguientes: CDU-CSU logró un 32,9%; el SPD un 20,5% uno de los resultados más bajos después de la II Guerra Mundial y; Los Verdes alcanzaron el 8,9%.

Breve epílogo

En las elecciones federales de principios de este año, tanto en Baden W urtemberg como en Renania Palatinado los resultados para la CDU-CSU no fueron para nada auspiciosos más bien desastrosos. El año electoral para los conservadores arrancó deficientemente. El candidato Laschet, luego de su nominación no logra encantar a la opinión pública alemana. Más aún es fuertemente castigado en las encuestas cuando se realizan actos de solidaridad con las víctimas de las inundaciones de julio pasado, precisamente en su Estado Federado en donde se lo ve junto a otros asistentes riéndose en momentos en que el presidente de la Nación pronunciaba su discurso. Tampoco, Laschet ha sido convincente en los tres debates televisivos.

La candidata del partido de los Verdes, Baerbock que en un momento y, gracias a los buenos resultados electorales de este partido ecologista en diversos Estados Federales en el 2020 e inicios de este año había repuntado muy favorablemente, por omisiones en relación a su currículo vitae al parecer muy abultado y una tesis doctoral con cierto olor a plagio, así como asesorías no declaradas, bajó ostensiblemente en las encuestas.

Olaf Scholz, cuando asume el rol de ser el candidato del SPD su partido se situaba en el 15% aproximadamente y, no se creía que se podía remontar esta histórica caída del partido más longevo de la política alemana. Scholz al interior del SPD representa el ala de la derecha moderada y, en las elecciones para dirigir el SPD en el 2020 fue ampliamente derrotado por los representantes de la izquierda socialdemócrata. Sin embargo, Scholz con una campaña inteligente basada en sus atributos como vice Canciller y especialmente como Ministro de Hacienda del gobierno de Merkel y evitando caer en errores no forzados ha logrado subir sorprendentemente las expectativas de la socialdemocracia para estas elecciones generales.

Tomando en cuenta lo señalado, se observa que esta elección 2021 se ha vuelto muy competitiva y, abierta en sus posibles resultados. Finalmente, es extremadamente interesante el estado de ánimo pre-electoral expresado por los alemanes en las más diversas encuestas de opinión. Habrá que esperar este domingo 26 de septiembre para ver si las encuestas y los sondeos de opinión tuvieron a la altura de lo señalado.