Carta al Boris

Por Mario Waissbluth Boris. Así te dicen, afectuosamente, muchos de tus seguidores. No me conoces