El PPD y la Fundación por la Democracia (FPD) acordaron seguir trabajando en proponer medidas concretas relacionadas con políticas públicas en seguridad ciudadana, tras sostener un encuentro sobre la materia en el ex Congreso Nacional, con presencia de parlamentarios, expertos, autoridades regionales y comunales.

La actividad, organizada por la FPD, fue inaugurada por el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, quien hizo un repaso de la realidad latinoamericana en materia de seguridad, labor que le correspondió durante sus funciones en Naciones Unidas, y con las exposiciones del senador Felipe Harboe, el ex subsecretario de Prevención del Delito Óscar Carrasco y el coordinador técnico de la comisión de seguridad de la ACHM, René Jofré.

“Esta es la genuina preocupación del PPD respecto de un tema que es fundamental para la ciudadanía, como lo es la seguridad ciudadana. Creo que tenemos experiencia y hay propuestas que se han puesto sobre la mesa. Si bien en Chile las cifras son menores que el resto de los países de Latinoamérica, hay una percepción mayor de temor”, dijo Muñoz.

Sobre las propuestas de seguridad planteadas hoy por el gobierno, el presidente del PPD sostuvo que éstas serán analizadas en profundidad para definir una postura al respecto y expresó que se sentarán con las autoridades a conversar la materia.

“Debemos trabajar en un enfoque multidimensional, trabajar muy cerca de las comunas, con los gobiernos locales, tratar de prevenir el delito y trabajar con los jóvenes, que son las principales víctimas de la violencia, con programas especiales para aquellos que no estudian ni trabajan y luego caen en las drogas y en los delitos violentos, así como también abordar la violencia contra las mujeres”, acotó Heraldo Muñoz.

En tanto, Felipe Harboe, planteó que la seguridad debe abordarse como una política pública transversal, donde, por ejemplo, los proyectos habitacionales, sean públicos o privados, cuenten con análisis de impacto en seguridad, así como también se exigen evaluaciones de impacto ambiental o vial.

“Otra propuesta es terminar con este plan piloto de los tribunales de tratamiento de droga y pasar a ser una política permanente, donde todo condenado primerizo se le pueda conmutar la pena de cárcel por un tratamiento obligatorio. También es necesaria la regulación del mercado de la seguridad privada, es una industria que crece un 7% al año y que mueve 2.300 millones de dólares. Es decir, crear miedo es un buen negocio y hay que regularlo”, dijo el parlamentario.

Una cuarta propuesta del senador se refiere a la necesidad de hacerse cargo de los conflictos de vecindad en los barrios, para que “éstos no lleguen a niveles de violencia y escalen a delitos. Si logramos meternos ahí, mi percepción es que vamos a estar solucionando gran parte de los problemas de convivencia que son creadores de violencia posterior”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *