Fundación por la Democracia saca serie de cartillas con propuestas para enfrentar la crisis del Covid-19

Centro de pensamiento ligado al PPD ya lleva dos cartillas, una referida a temas sanitarios y otra centrada en las personas, y cómo ayudarlas a enfrentar los temas económicos y laborales.

Santiago, 25 de marzo de 2019.- La Fundación Por la Democracia (FPD), centro de pensamiento ligado al PPD, se encuentra elaborando una serie de cartillas con análisis y propuestas de cómo enfrentar la crisis del coronavirus Covid-19, no solo desde el punto de vista sanitario, sino que también desde la mirada económica y laboral.

Hasta el momento se han difundido dos cartillas, la última con medidas concretas para evitar el sobreendeudamiento, como por ejemplo prorrogando hasta en seis meses los créditos de consumo, suspender los remates judiciales, pausar el cobro de aranceles universitarios y aumentar los plazos de préstamos a jubilados vía Cajas de Compensación.

“Frente a esta pandemia mundial en la salud decidimos como FPD, con un grupo de profesionales de distintas áreas, proponer acciones que contribuyan al ciudadano común a sobrellevar esta crisis. Por ejemplo, la primera cartilla versaba sobre salud, con medidas concretas de autocuidado, pero también con acciones que puede tomar el Gobierno en control sanitario”, explicó Víctor Barrueto, director ejecutivo de la Fundación.

Agregó que “en esta segunda entrega pusimos a la persona en primer lugar, como objetivo para medidas sociales y económicas, donde sugerimos acciones que pueden hoy asumir las entidades financieras para evitar sobreendeudamiento de las familias chilenas, pero además agregamos acciones relacionadas con el pago de servicios básicos y la cancelación a todo evento de licencias médicas y gastos asociados en aquellos pacientes con coronavirus, por ejemplo”.

“Sin duda hoy las autoridades deberán tomar medidas para asegurar la liquidez de empresa de distintos tamaños y preparar un plan extraordinario de reactivación económica, pero en una primera etapa debe apuntar a defender el empleo y minimizar las consecuencias en las familias que sufran una caída significativa en sus ingresos. En particular, los aportes de ingresos debieran orientarse según la pertinencia que nos pone la crisis sanitaria: cesantes, trabajadores autónomos, mujeres y adultos mayores”, explicó el director ejecutivo de la FPD.

De la mismo forma, el economista y ex diputado recalcó que “un sector muy golpeado son los micros emprendedores que no tienen una red de protección social. Se calcula que en Chile existen más de 2 millones de microempresas, de las cuales cerca del 85% son trabajadores por cuenta propia. Hay que establecer algún subsidio monetario equivalente a un salario mínimo mensual por tres meses a quienes lo necesiten”.

Finalmente, Barrueto indicó que “estamos preparando dos cartillas más, que se sumarán a este serie, y que pretenden ser también un aporte al debate sobre cómo esta crisis puede ser también una oportunidad para ir cambiar un modelo económico centrado solo en el bienestar de unos pocos”.

Puedes descargar las primeras dos cartillas aqui: